Un cuerpo saludable es el salón de invitados del alma; uno enfermo es la prisión.
Francis Bacon

Salud180